28.11.08

la muerte

la muerte.
dejar de ser uno,
para volverse infinito.

dejar de estar en un lugar,
para estar en todos.

24.11.08

eleccion

dicen que uno elige su vida antes de nacer.
su carta astral. digamos.
su destino.

yo elegí esto? posta?
bueno, entonces al pedo resistirse tal vez.
que dificil mierda.
duele mucho.

22.11.08

moleskine

Esta es mi moleskine dibujadita. La comencé a toquetear cuando nos pusimos de novios Luziano y yo.



Es como un diario/scrapbook/collage/agenda toda en una. La amo. Próximamente subiré más snapshots de su contenido. Siempre en chiquito. Si. Un poco de intimidad no está mal.



Si clickean en la imagen se ve un toque mas grande.

a grief observed - c.s. lewis

Abstracts from "A grief observed" by C. S. Lewis

Me recomendaron este libro que escribió C. S. Lewis (el de las cronicas de narnia) cuando murió su esposa de cancer. Estas son algunas partes con las que me sentí muy identificada.

No one ever told me that grief felt so like fear. I am not afraid, but the sensation is like being afraid. The same fluttering in the stomach, the same restlessness, the yawning. I keep on swallowing.
At other times it feels like being mildly drunk, or concussed. There is a sort of invisible blanket between the world and me. I find it hard to take in what anyone says. Or perhaps, hard to want to take it in. It is so uninteresting. Yet I want the others to be about me. I dread the moments when the house is empty. If only they would talk to one another and not to me.
There are moments, most unexpectedly, when something inside me tries to assure me that I don't really mind so much, not so very much, after all. Love is not the whole of a man's life. I was happy before I ever met H. I've plenty of what are called 'resources.' People get over these things. Come, I shan't do so badly. One is ashamed to listen to this voice but it seems for a little to be making out a good case. Then comes a sudden jab of red-hot memory and all this 'commonsense' vanishes like an ant in the mouth of a furnace.
On the rebound one passes into tears and pathos. Maudlin tears. I almost prefer the moments of agony. These are at least clean and honest. But the bath of self-pity, the wallow, the loathsome sticky-sweet pleasure of indulging it—that disgusts me.


And no one ever told me about the laziness of grief. Except at my job—where the machine seems to run on much as usual—I loathe the slightest effort. Not only writing but even reading a letter is too much.


An odd by-product of my loss is that I'm aware of being an embarrassment to everyone I meet. At work, at the club, in the street, I see people, as they approach me, trying to make up their minds whether they'll 'say something about it' or not. I hate it if they do, and if they don't.


There is one place where her absence comes locally home to me, and it is a place I can't avoid. I mean my own body.


I can feel the slow, insidious beginning of a process that will make the H. I think of into a more and more imaginary woman. Founded on fact, no doubt. I shall put in nothing fictitious (or I hope I shan't). But won't the composition inevitably become more and more my own? The reality is no longer there to check me, to pull me up short, as the real H. so often did, so unexpectedly, by being so thoroughly herself and not me.


If a mother is mourning not for what she has lost but for what her dead child has lost, it is a comfort to believe that the child has not lost the end for which it was created. And it is a comfort to believe that she herself, in losing her chief or only natural happiness, has not lost a greater thing, that she may still hope to 'glorify God and enjoy Him forever.' A comfort to the God-aimed, eternal spirit within her. But not to her motherhood. The specifically maternal happiness must be written off. Never, in any place or time, will she have her son on her knees, or bath him, or tell him a story, or plan for his future, or see her grandchild.

16.11.08

lo mudo compartido


Esa tarde le hubiera gustado decirle que le hiciese el amor, que no importaba que sólo hubieran pasado escasos días desde el acontecimiento que marcaba hoy su vientre con una prolija línea morada.

--

Ese día la enfermera confundió mi pastilla con una de anti-parkinson. Se lo hice notar, y trajo la correcta.
Pero mi temblor era de miedo, y ya no se manifestaba. Era el sacudido de la sangre tensa, la incomunicable actividad subterránea regenerándose.

--

Lo había sostenido cuando aún no pesaba, desde su más primitivo devenir, y ahora debía soltarlo. Su mano abarrotada se destensó con un tenue llanto soltando el papel. Lo dejaba partir.
En ese momento la mano quedó libre y reconoció otra mano, aquella mano que había estado a su lado siempre, la reconocía. Con esa mano le había devuelto el color y la salud a su cara púrpura del miedo. Era la mano que había surcado su cuerpo con delicadeza, dibujando estelas invisibles en sus más finos pliegues y sutiles prominencias en tantas noches, en tantos días. Eran las manos amadas reencontradas, fortalecidas, uniéndose, esta vez concientes, hacía la vida.

--

Sus ojos brillan. Cuando brillan puedo verme en ellos como cuando me miro en un arroyo fresco y vivo.

--

A veces hace falta desvestirme a golpes de todos los sueños, de todas las proyecciones; de todas las ilusiones, para poder ver con claridad los cálidos colores del amor, la suave brisa de un sincero entendimiento, la vitalidad en una risa compartida. Y cuanto más ciertas y potentes pueden ser estas mínimas impresiones junto al ser amado, cuanto más fuertes, cuando por fin desnudos en alma nos encontramos.

--

Si pudiese agradecer sólo una cosa, podría acaso ser esa? Que el devenir de la vida sea la respuesta afirmativa a esa pregunta.

--

Reconozco una sutil resistencia a aceptarlo. Aún mi cuerpo no se adecua a la inefable soledad de un vientre vacío y unos pechos desbordándose sin boca que alimentar. Hay belleza en el dolor. La belleza más triste que el amor haya engendrado jamás.

Para seguir leyendo: Cuaderno Medico

14.11.08

para nuestro hijito

"El sol no había nacido todavía. Hubiera sido imposible distinguir el mar del cielo, excepto por los mil pliegues ligeros de las ondas que le hacían semejarse a una tela arrugada. Poco a poco, a medida que una palidez se extendía por el cielo, una franja sombría separó al cielo del mar, y la inmensa tela gris se rayó con grandes líneas que se movían debajo de su superficie, siguiéndose una a otra, persiguiéndose en un ritmo sin fin."

Virginia Woolf, Las Olas

"El era libre, pero infinitamente, hasta el punto de no sentir su peso sobre la tierrra. Y le fataba ese peso de las relaciones humanas que entorpece la marcha, las lágrimas, las despedidas, los reproches, las alegrías, todo lo que un hombre acaricia o rompe una vez que esboza un gesto, los millares de ataduras que lo ligan a los demás y le hacen sentir que pesa. Pero sobre Bark pesaban ya mil esperanzas."

Antoine de Saint-Exupery, Tierra de Hombres

6.11.08

people & plants

Esto es un assignment para WIN. La consigna: "people & plants". Me encanta porque es como ir a la facultad o algo así.
Espero poder sacarle fotos a otra gente. Me aburro de mi. Igual están quedando bonitas!

Pueden verlas en grande en http://flickr.com/catexia

5.11.08

c4texis|acat3xis* y conatus* alive

Increible. pude recuperar el user y el pass de cat3xis|acat3xis* blog del 2004 que compartíamos con gente muy querida. El año pasado habilité possest* para que nos reunamos de nuevo, pero no fue lo mismo en cuanto a intensidad como lo fue el anterior, así que estoy más que feliz de haberlo recuperado.

Como estaba el diseño todo roto y descuajeringado, me dediqué a armarlo parecido a lo que era antes. También agregué un poco de data de los paraderos de la gente que escribía allí. En fin. vale la pena leerlo. Es desquiciado y genial. Yo le tengo mucho aprecio :)



Como también recuperé mi "diario de viaje" conatus* de las épocas 2005 - 2006, también les dejo la URL. Ese blog fue la continuación de catexis/acatexis sólo que escribía yo sola. Estaba en una etapa más solitaria y menos desquiciante. Un giro diferente a la hora de escribir también.



A conatus* lo siguió possest*, que comenzó siendo personal y ahora es colectivo. Traté de juntar a las mismas personas que escribían para catexis/acatexis*.



Éste blog propiamente dicho es mi desvío personal de possest en el 2008. Más parecido a conatus* pero con otra onda. Hay más de todo y volvió el encriptado nuevamente.

Esa es la historia blogger de hoy.

4.11.08

off the ground


Experimentando con un par de cosas basadas en un Brief para WIN INITIATIVE, sobre personas y plantas. Creo que quedó linda. :P